Sentido común

Hacía tiempo que en los medios no se veía el término “kale borroka”. Es triste ver cómo, sin motivos aparentes y sin formas decentes, el Casco Viejo de Pamplona se convirtió en un tira y afloja entre unos encapuchados del colectivo ATA (Movimiento por la amnistía y contra la represión) y la Policía Nacional.

Como en toda manifestación violenta, porque fue violenta, la Policía Nacional cargó contra los manifestantes con pelotas de goma. Algunos quieren, y pretenden, dar la vuelta a la tortilla y denominar esto de abuso policial. Oigan, creo que tenemos dos dedos de frente para diferenciar los abusos policiales (que claro que los hay) y la obligada carga para calmar a unos personajes que se dedicaron a destrozar el Casco Viejo de Pamplona y sembrar el caos, así por así.

La respuesta de los partidos políticos, tras unos hechos así, se espera con ansia, sobre todo nosotros, los periodistas. Siempre se busca la quinta pata al gato, y esta vez así ha sido. Estos sucesos, casi siempre, ocasionan disputas políticas. Cuando EH Bildu no llega a condenar completamente, partidos como UPN, PP y PSN se le echan al cuello. Pero esta vez no ha sido así. El propio Alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, condenó rotundamente lo sucedido, y fue entonces cuando ciertas personas de extrema izquierda le criticaron por hacer una declaración típica de Yolanda Barcina y de UPN. Le llegaron a mandar tuits como este: “Son las declaraciones que haría cualquier alcalde de UPN, ¿nada que decir de las fuerzas de ocupación que atacaron salvajemente?”.

Mire, señor tuitero, denominar a la policía como “fuerzas de ocupación” y matizar que “atacaron salvajemente” es de ser más corto que las mangas de un chaleco. Hay que usar el sentido común, oigan, y si unos encapuchadetes, alguno menor de edad, y ni de Pamplona, siembran el caos por el Casco Viejo, lo lógico es que la Policía cargue. Y no, no se confundan, no defiendo (ni mucho menos) el abuso policial. No defiendo que detengan a uno entre ocho. No defiendo que peguen por encima de la cintura. No defiendo el apretar las esposas hasta el fin del mundo. No defiendo pelotazos en la cabeza… No defiendo nada de eso. Pero tampoco tolero semejante salvajada y que no se pueda criticar dichos actos, que es lo lógico. Al fin y al cabo, es usar el sentido común. Pero claro, si alguno carece de él, no lo puede usar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s