Cine íntimo

Una bolsa de gominolas, una botella de agua y un estómago lleno por la cena era lo único que necesitaba para comenzar a ver la película. Sentado, acomodado y contemplando cómo entraban las últimas personas en la sala, rezaba para que la butaca de mi derecha se quedara libre y pudiera tener más espacio, simple comodidad. Las luces se apagaron y dejaron al descubierto varias pantallas de móviles que buscaban, a la desesperada, su número de butaca. Una fuerte luz comenzó a acercarse hacia mí, como si de un faro marítimo se tratara. La desgracia fue inminente, la luz llego a mí y ante un “¿puedes quitar este abrigo de aquí?”, me quedé sin espacio, y sin butaca de repuesto.

Una parejita feliz se sentó a mi derecha. Nada más sentarse, dejaron la película a un lado, y ellos mismos decidieron crear otro ambiente. Un ambiente caluroso que se juntaba con el calor de la sala. Entre palomita y palomita, la parejita feliz se acariciaba, se besaba y se reía… Los sonidos de los besos y los susurros me hacían salirme de la película para entrar en su nube de azúcar empalagosa.

Ante los sustos que me provocaba la película, giraba la cabeza y ahí seguían, pin y pon en su mundo rosa y empalagoso. Si esto no fuera suficiente, la chica decidió poner su brazo izquierdo en el regazo de su queridísimo novio, llegando a invadir mí butaca con su mano. Una mano que podía ver a la perfección, con unas uñas pintadas y un anillo en el dedo corazón. En la situación en la que estábamos, no solo me habían quitado mi butaca de repuesto, sino que comenzaron una invasión donde estaba sentado.

Decidí girarme para el otro lado, por si había un malentendido y ella tocaba donde no debía y a quien no debía. Traté de evadirme y de meterme en la película, pero este intento era como una autopista, de vez en cuando me salía y los tenía ahí. Tras dos horas de película para mí y dos horas de toquiteos para pin y pon, los créditos finales llenaron la pantalla y se hizo la luz. Por fin pude ponerles cara, una chica rubia y un chico moreno con barba fueron los protagonistas de ‘Múltiple’, no James Mcavoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s