Sin respeto ni pelos en la lengua desde los 12 años

Aviso desde el primer momento, con todos los respetos del mundo, que voy a describir las palabras y los insultos tal cual. Estas situaciones, creo, se merecen contarlas tal y como han sido. Y también digo desde ya que critico a toda la gente que machaca a los demás y se van tan tranquilos. Critico a los mocosos, y a los que no son mocosos, que se creen dominar todo el mundo, y solo hace falta un poco de tiempo para que él mismo recoja todo lo que ha sembrado y él mismo se atragante.

Unos gritos de niños me llaman la atención nada más aparcar el coche. No sabía muy bien de dónde procedían, así que, por pura curiosidad, me asomo a la esquina de la plaza, y, efectivamente, ahí estaban. Un grupo de unos nueve o diez críos insultando y riéndose de tres niñas ecuatorianas. De parecida edad, más o menos.

Bajo insultos que ni correspondían a su edad, han pasado más de una hora así. Niños que con doce años, o esa edad decían tener, se atrevían a decir frases como “dile a tu madre que no se ponga tanto pintalabios que me deja el rabo como un arcoiris”. O insultos como “puta gorda de mierda”. “Negra de los cojones”. “Como se nota que se la chupas a tu padre todos los días”… Repito, doce años. Unos mocosos que deberían estar jugando con las canicas y con las cartas, insultando a gente de fuera de esa manera. Que alguien me explique el porqué de esta forma de insultos. De rabia. De asco y de rencor. Pero sobre todo, que alguien me de una razón por la cual son tan mal educados.

Peleas, broncas e insultos a esas edades, a las nuestras y más adelante, es lógico que existan. Pero de ahí a esto, hay una gran diferencia. Yo no me recuerdo así. Bueno, ni yo, ni mi época la recuerdo de esa forma. Y eso que viví en primera persona lo que significa ser insultado y agredido. Siempre han existido, existen y existirán payasos y sinvergüenzas. Pero no recuerdo hace años esta falta de educación generalizada.

Enseguida se han puesto en contacto con más amigos diciendo: “Tú, venid a la plaza, jajajajaja, que hay una putas gordas”. Tiempo ha faltado para que llegasen más ovejas a ese rebaño, que, la mayoría, no sabía ni el porqué de los insultos.

Dos grupos. Unos trece chavales, frente a tres niñas que se defendían como podían. Con algún que otro: “¡Que te calles, rubia de bote!”, o: “¡Que me dejes en paz ya, joder!” conseguían defenderse.

Los insultos se repetían, obviamente, su estupidez se demostraba al paso de cada segundo. Con la gracia de decir que iban a llamar a emergencias para que se las llevasen, las tres pobres niñas han decidido marcharse de la plaza. Con la cabeza “alta” e intentando reírse para mostrar que les daba igual, se seguían escuchando de fondo el mismo repertorio de insultos que hace un rato.

He podido observar, pensar, reflexionar y sacar una conclusión. Una conclusión que igual muchos de vosotros no compartís. ¿Alguien me puede decir qué está pasando? ¿Alguien que me diga dónde ha quedado el respeto y la educación? ¿Relamente la sociedad ha evolucionado en este aspecto? Me entras dudas al pensarlo. Muchas dudas y confusión.

¿Sabéis lo mejor? Lo mejor es que los “cabezillas” que impulsan este tipo de acoso, y son capaces de decir esas barbaridades, irán a sus casas y ahí serán los mejores del mundo. Incapaces de hacer nada ni de matar una mosca a ojos de sus padres. ¿Los malos? Siempre los demás. ¿Cómo podemos pensar semejante barbaridad de su hijo?

Claro, ahora se entiende todo. Viven en un mundo protegido y con una elevada impunidad que se les brida en casa. Ese es uno de los graves problemas. Pero no soy nadie para cuestionar cómo algunos padres educan a sus hijos.

Resumiendo, un espectáculo lamentable y vergonzoso. Un espectáculo que no está fuera del día a día ni de la normalidad. Nos hemos hecho a eso, y, señores, eso es lo más fuerte y triste de todo. Que no nos sorprendemos ni le prestamos la menor importancia.

Pues la tiene, sí. Y mucha.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s