Enfado en Corea del Norte por ‘En tierra hostil’

El reportaje sobre el país más hermético del mundo, y que muestra una realidad muy alejada a la que el régimen quiere vender y quiere dar a conocer, ha provocado el enfado del único español que trabaja para el gobierno norcoreano, Alejandro Cao de Benós.

La sociedad comunista que pudimos ver en el programa de Jalis, “En Tierra Hostil” mostraba un país que juega con el miedo y los castigos para controlar a las masas. Algunos de los testimonios emitidos eran muy duros y relataban situaciones de auténtica crueldad.

Los 24 millones de ciudadanos viven bajo un régimen militar que los mantiene en todo momento bajo control. Cosa que el representante español del gobierno, Alejandro Cao de Benós, aprueba con firmeza: “Yo me siento absolutamente norcoreano por los valores de unidad, de lucha y de creencia en una sociedad comunista. Es lo que me llena. La confianza de nuestro Gobierno, de nuestro Mariscal Kim Jong In para representar a la República en tantos sectores es lo que más vale del mundo. Me considero un soldado más”.

Como era de esperar, Alejandro Cao de Benós ha vertido toda su rabia y todas sus explicaciones a través de un artículo publicado en su blog, en el cual pinta a Jalis y a todo el equipo de mentirosos y de intentar dar una imagen de Corea del Norte que no es. Aquí está el artículo íntegro:

[Aparte de todo esto, Alejandro también fue a Espejo Público y dio que hablar. Aquí podéis leer su artículo y sus opiniones.]

En Tierra Hostil visita Corea del Norte

 

Como no podía ser menos y tras ver el tráiler, ya sabía que A3media jamás permitiría una visión no manipulada sobre Corea del Norte.¿Por qué les he dejado entrar? Porque siempre habrá un 10% de la audiencia que querrá investigar por sí misma.

Porque habrá gente que pondrá en duda que las madres se coman a sus propios hijos y que a un dibujo se le dé más veracidad que a la propia realidad.

La primera parte se desarrolló relativamente correcta, excepto por la típica música de terror del programa y los comentarios (nunca delante de mí) sobre ‘delirios y mentiras’.Para empezar diré que Jalís de la Serna es un hombre que no tiene palabra, y esa es mi mayor decepción. Durante la visita él hizo todo lo posible por encontrar gente mendigando como en España, jóvenes drogándose o zonas de prostitución que él suele frecuentar con su cámara. Cuando no pudo hacerlo, al final reconoció: ‘Yo no sé exactamente la verdad, pero lo que puedo decir es que la gente en Corea del Norte es feliz’.

Mi respuesta fue: Si tienes el valor de decir eso delante de la cámara, todo lo demás (Gran Hermano, 1984, siempre la misma cantinela de pseudo-intelectual) no me importa. Pero supongo que se quedaría sin trabajo por decir lo que sentía, y no se atrevió.

Mintió en una cosa más: Le dije que, independientemente de lo que él pensara o comentara en el montaje final, que enseñara lo que grabó en la RPDC y no lo mezclara con otros sitios. Me reaseguró que sólo sacaría lo que habían grabado en el Norte, pero de nuevo faltó, y se fue a Corea del Sur a intentar justificar con dibujos aquello que no había encontrado.

Podemos observar como desde el principio de la visita en el Norte él pone en duda todo lo que ve y oye. En ocasiones hasta tal extremo que yo acababa harto de tener que repetirle siempre lo mismo. Le costaba tanto entender que en la RPDC existe esa unión que no podía con su rabia. No pudo encontrar a nadie que le pidiese emigrar a España o unos dólares para comer.

En cambio en el Sur cambia la música, de terror a jazz melancólico, Jalis cambia totalmente su expresión y su comportamiento, de escéptico total a creerse todo lo que decía una persona sobre unos dibujos. 

Pero Jalis llega mal y tarde. Se cree que ha descubierto algo pero los principales desertores en Corea del Sur, esos que están manipulando los EE.UU. y la NIS (Servicios Secretos de Surcorea) para justificar una agresión mayor contra el Norte, se están echando atrás y reconociendo que desde el principio han mentido en sus historietas.

Tal es el ejemplo de Shin Dong Hyuk, que dijo que su padre murió en un campo de trabajo, pero de repente resucitó y apareció en la televisión del Norte.  Para colmo el best-seller basado en su sufrimiento llamado Campo 14, resulta que no existía, y que ahora era el número 18.  Ni siquiera una cosa tan básica era verdad. Y si lo dice la CNN, no me pueden acusar de ‘propagandista comunista’:

http://edition.cnn.com/2015/01/18/asia/north-korea-defector-changes-story/

Cuando haces una denuncia, y encima sin pruebas reales (ya que un dibujo no se considera tal), se supone que si el denunciante ha mentido, se convierte él en el posible delincuente. Pero eso no pasa en la propaganda contra Corea del Norte.

¿Y esa chica de lágrima fácil que cierra el programa llorando, diciendo lo que sufrió en su infancia? Se trata de una filmación prestada de Yeonmi Park y de nuevo no presenta ni una prueba. Pues resulta que Jalis se lo traga todo, pero afortunadamente algunos periodistas más serios, que han investigado a fondo sobre ella y que le han entrevistado personalmente ven que eso no cuadra:

http://thediplomat.com/2014/12/the-strange-tale-of-yeonmi-park/

Y es que si en algo coinciden los periodistas profesionales que han hablado con ‘desertores’, es que en el momento que se les pregunta de forma independiente, se contradicen totalmente unos a otros.

Ah no, esperen, una foto del Google Maps le sirve a los lacayos bien pagados de Amnistía Internacional para ‘demostrar’ que en Corea hay granjas cooperativas. Sí, Amnistía Internacional, una tapadera que funciona como ONG y que dice que ‘no se financia de gobiernos’ pero que parece ser que tan sólo en el 2009 recibió 2,5 millones de euros de ellos. Quien sepa un poco de inglés, puede comenzar su investigación aquí:

http://www.ngo-monitor.org/article/breaking_its_own_rules_amnesty_s_gov_t_funding_and_researcher_bias

Yo no entiendo porque hay sueldos tan miserables en España, cuando uno puede trabajar para estos propagandistas americanos y ganarse un sueldazo de 3.500 euros al mes.

https://careers.amnesty.org/vacancy/1012/description

Así que jóvenes universitarios, cuando les den una carpeta amarilla para patear las calles y pedir donativos a desconocidos para Amnistía, a cambio de ‘defender los derechos humanos’, les recomiendo dos cosas: O que reclamen el mismo salario, o que inviertan ese tiempo en jugar a la PS4. Por lo menos no les tomarán el pelo.

Pero Jalis es capaz de engañar a cualquiera. Yo estaba acostumbrado a verlo en ‘Callejeros’ en barrios chungos, con gitanos, etc.  Y creo que se gana bien la vida, porque recuerdo que me dijo que cuando estaba en ‘Molinos de Papel’,  se vendía cada capítulo de ‘Callejeros’ a CUATRO por más de 40.000 euros.

Yo le comenté: Pues tenéis un negocio muy rentable, porque nunca me ha parecido muy cara la realización de ‘Callejeros’. Además en muchos sitios la gente le invitaba, etc. porque querían salir en la tele.

En fin, pensaba que Jalis salía todo dicharachero y que le encantaba el ambiente gitano, pero resulta que no. Hasta tres veces me dijo que no aguantaba a los gitanos. Y yo pensé: Pues bien que lo has exprimido, porque Callejeros se ha repetido hasta la saciedad.

Y que tengo que decir de Rosa María Calaf, quien no visitó el país para TVE en el 2000, sino que en realidad se coló como acompañante bajo las faldas del Sr. Javier Solana, cuando la Unión Europea iniciaba relaciones diplomáticas con la RPD de Corea. Esta periodista vio menos que la turista que no paraba de quejarse y que vive ‘libre,’ porque seguro tendrá pagada su hipoteca y se puede permitir viajar por todo el mundo. 

Y es que así es el capitalismo, la libertad depende del tamaño de la cartera, pero el problema es que en España ya hay 14 millones de personas en riesgo de exclusión social. Esa es la verdadera libertad que proclaman: la de una pequeña oligarquía rica y la miseria del obrero, el intelectual y el campesino.

Para finalizar, Jalis, te dije que serías bienvenido porque me creí tu palabra. No la has cumplido, así que nuestro contrato verbal queda rescindido. Tu plaza la ocupará Telecinco, El Periódico, TV3, Al-Jazeera, Caracol TV o cualquier otro de los medios que en este tiempo nos ha demostrado más seriedad. Espero que A3media te de comisión por todos los anuncios en máxima audiencia, la hubieras conseguido igual sin necesidad de montar un show sensacionalista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s