No impota lo que haces, sino cómo lo haces

Basámos nuestra vida en cosas materiales dejándo atrás los verdaderos motivos por los cuales debémos amanecer día a día ocn una sonrisa. Muchas veces intentamos suplantar nuestras penas solos y con comprtamientos que no son agradables hacia los demás y verdaderamente nos cerramos en nosotros mismos sin ver a nadie. Es entonces cuando entramos en una etapa en la que nos vemos solos, abandonados y sin impotar a nadie. El puro egoísmo es el único factor que nos puede, y nos lleva, a la eterna amargura y a la soledad.

Con ciertas edades no nos damos cuenta de los aspectos que verdaderamente importan en una persona y buscámos una amistad superficial que cumpla su función de diversión en el día a día. Pero es en los momentos malos cuando de verdad uno se da cuenta de quién está ahí siempre. A buenas todo el mundo es el rey. Siempre se está dispuesto a pasar un buen rato y estar riéndose con los amigos. Por ello creo que los verdaderos amigos se forjan en las situaciones tensas. En las malas. En aquellas cuando piensas que el mundo te traga y no tienes salida, en el fondo de esa penumbridad, están ellos.

Todo lo bueno llega y los resultados se consiguen con los años. Démos una sonrisa a aquellos que nos alegran el día a día y que hacen que los malos momentos se queden en un simple recuerdo. Seamos buenos amigos y buenas personas, que en el fondo no sentemimos mejor, aunque muchos piensen que aplastando a otro conseguirá mayor reconocimiento. Puede ser que con cierta edad gane puntos y la gente lo considieré “alguien”, pero no hay mayor gratificación, de verdad, que la gente te recuerde, no por las cosas que hagas, sino por cómo hagas las coasas. Tragémonos el orgullo de vez en cuando, simplemente para ayudar a alguien, y consigamos que la humildad y la amistad sean dos palabras que nos acompañesn en nuestra vida.

A día de hoy soy capaz de mirar atrás y estar orgulloso de todo lo que he llegado a conseguir, tanto solo como acompañado. El poder levantarte todos los días con la conciencia tranquila y sabiendo que tras esas ventanas de tu habitación tienes a gente que vale millones y que está dispuesta a dejar todo por ayudarte, esa sensación, so se puede explicar ni con letras, ni palabras ni frases. Solo con hechos.

Sé tú, y conseguirás, poco a poco, el verdadero reconocimiento por parte de los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s