La libertad de expresión contra el brutal yihadismo

Estamos en plena democracia (aunque esto daría para estar un buen rato hablando de esto), y aún se permiten diversos actos que van en contra de la libertad de la gente. Tanto políticos como ideológicos pasando por sexistas y machistas. Estamos coartados por diversos organismos a decir ciertas cosas, y no debería ser así. No tenemos que tener miedo a hablar y a contar las cosas.

No sé si es porque estudio periodismo o porque siempre me ha gustado hablar de todo y comentar todo… pero me parece un acto patético y de puta vergüenza lo que están haciendo los payasos de los yihadistas. ¿Quiénes se creen que son para acabar así con los que ellos quieran porque caricaturizan a su grandioso Mahoma? ¿Acaso son ellos dioses? Puede que la revista Charlie Hebdo exceda un poco los límites, pero, ¿acaso matar es una forma de protestar? Que manden quejas, que vayan a la misma puerta de la revista a protestar, que denuncien o cualquier otra medida legal. Pero ya con soluciones tan salvajes como las que están llevando acabo, ¡no!

No estoy a favor de las caricaturas de la revista. Allá ellos con lo que dibujan y con su estilo, incluso me parecería normal que tengan quejas y reciban demandas. Pero eso es algo normal hoy en día. Denuncias, ganas o pierdes, y ya está. Cada uno por su lado. Pero ir como dos payasos de mierda a la misma revista con metralleta en mano y acabar con la vida de unos pobres dibujantes supera todos los limites. ¿Acaso tenemos que agachar la cabeza como un avestruz simplemente porque su religión les obliga a hacer semejantes cosas? Este no es un mundo de cobardes, y el periodismo es para valientes, para decir lo que nadie quiere decir y para denunciar las putas injusticias. Tanto de la política como de la vida misma. Y lo que están haciendo los yihadistas (que se creen los putos amos del mundo) es una de ellas.

Hemos podido ver el gran apoyo, y me incluyo, a la revista, familiares y gente relacionada con ellos. Cosa que me ha parecido una gran cosa vista desde tantos países. Que sepan que una metralleta no podrá con la prensa, con los periodistas ni con la verdad. Ya sea escrita, pintada, hablada…

Ahora bien, una vez hablado de mi disconformidad respecto a esta actuación por parte del Estado Islámico, planteo una duda que no se si llevará a confusión, pero, ¿la libertad de expresión tiene límites? Es decir, ¿hasta qué punto puede uno expresarse? Creo que, como cualquier derecho, debe ejercerse con responsabilidad y conlleva ciertas obligaciones. No se trata de un derecho absoluto. Su límite aparece cuando se vulneran los derechos de otras personas. Así, el uso de ciertas palabras o símbolos pueden atentar contra el derecho del honor o la integridad de otros. ¿Puede que este sea el caso? Aún así reitero que las formas en las que el Estado Islámico responde me parecen una salvajada. Y por mucho que ciertas palabras o símbolos hayan ido contra el derecho del honor o la integridad de dichas personas, acabar matando no es la solución.

No defiendo la revista ni sus contenidos. DENUNCIO LA ACTUACIÓN DE ESTOS PUTOS ASESINOS QUE LLEVAN SANGRE EN SU RELIGIÓN. Y por ello, #JeSuisCharlie, pase lo que pase.

Captura de pantalla 2015-01-14 a las 21.24.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s