“Sí creo en la objetividad como propósito, en la imparcialidad como trabajo” – Gloria Lomana en Minuto a Minuto.

Captura de pantalla 2014-03-12 a la(s) 23.36.21Gloria Lomana es la actual directora de Informativos de Antena 3. Trabajó en los Informativos de TVE como reportera para el Telediario. Y hoy está en Minuto a Minuto.

¿Cuál es su seña de identidad como periodista, o cómo se definiría usted?

No me gustan los estereotipos como para definirme en una, dos o tres palabras. Sí diría que soy una periodista vocacional, que llevo más de treinta años como periodista en televisión sin haberme arrepentido ni un solo día de la profesión que elegí. Por eso animo a los jóvenes a que si tienen la misma vocación sigan este tirón porque la verdad es que es una profesión maravillosa. Y yo creo que como definición en el día a día, soy una periodista que intento ser honesta y que al terminar el día quede con la satisfacción de haber hecho un buen trabajo.

A propósito de la honestidad, ¿existe la objetividad en la información para usted?

Yo creo que existe la imparcialidad, la objetividad en el sentido de que las herramientas las hacemos personas y siempre puede haber ahí algún tipo de sesgo no voluntario. Sí creo que en la objetividad como propósito, en la imparcialidad como trabajo para dar las voces en los informativos que hay que dar. Es decir, informar de todo aquello que es noticia, primar la información sobre cualquier otra cosa y por lo tanto dar a los espectadores aquello que ha sucedido en el día con la mayor ecuanimidad posible.

Por lo tanto, ¿usted nunca ha tenido que manipular o editar una noticia porque no iba con la linea de la cadena?

Bueno, yo no sé lo que otros harán, pero es que nosotros no tenemos lineas editoriales que nos obliguen a manipular. Yo dirijo una cadena de televisión donde estamos definidos en la centralidad y en esa imparcialidad de la que antes te hablaba y que además tenemos por principio y por bandera no mezclar información con opinión. Nosotros recogemos lo que ha sucedido en el día, las noticias tal y como son, aveces ni a los que las hacemos nos gustaría tener que dar semejantes noticias, pero la noticia manda y al final lo que ofrecemos es lo que sucede y lo tenemos que contar.

Usted que ha entrevistado a unos cuantos políticos y a gente de altos cargos, ha tenido miedo o algún reparo a la hora de hacer una pregunta, pensado en que se podría enfadar o en que le podría sentar mal?

No, porque yo antes que al político tengo que primar a los espectadores, que son a los que me debo. Yo desde el punto de vista empresarial gestiono una cadena pensando en los accionistas que son al final los propietarios de la cadena y hago unos informativos pensando en los espectadores que son a los que me debo, por el rigor, la ética y la profesionalidad con la que yo trabajo y me muevo. Entonces creo que sería un fraude para mis espectadores si yo manipulara la información de la actualidad en función de mi oportunidad. Primero, es que yo no tengo oportunidades. Yo creo que a lo largo de toda mi carrera, que está muy expuesta, la gente ha podido percibir la independencia con la que nosotros trabajamos en los informativos Antena 3, donde me he rodeado de los mejores profesionales para avalar lo que yo digo. Aparte, creo que sería un fraude para los espectadores. Por ello, estoy obligada a hacer las preguntas que tocan, gusten o no gusten.

¿Usted cree que cuando un político va una entrevista, por ejemplo en sus casos, va con las preguntas ya preparadas y masticadas? 

Yo creo que los políticos cuando aceptan una entrevista, o es por que es tiempo electoral o porque es un momento donde han de salir ante la opinión pública. Aceptan esa entrevista en función de su oportunidad. Nadie viene si cree que le va a desfavorecer. No me quiero apuntar yo todos los puntos de conseguir las entrevistas, más allá de la persistencia de pedirlas constantemente y se las pido a todo el mundo que considero que pueda tener interés para mis espectadores, por lo tanto, si los políticos vienen con un mensaje es para intentar “vender” y de ahí, el mérito de el periodista de intentar sacar de esa retahíla, y para intentar abrir más temas y llevarle hacia esos temas que interesan también a los ciudadanos. Yo creo que los políticos tendrían que ver en la entrevista una oportunidad, un acercamiento hacia los ciudadanos, esa oportunidad para poder explicar a los ciudadanos lo que querrían saber, por lo tanto, la entrevista no debería ser planteada como algo hostil, sino como una oportunidad para el político a la hora de responder todas las cuestiones y dudas de los ciudadanos. Al fin y al cabo, un periodista es un intermediario entre el entrevistado y los ciudadanos. Yo cuando hago una entrevista me pregunto o pienso lo que se están preguntando los miles y miles de espectadores. Pido preguntas en la web para cotejar un poco y para ver por dónde van las inquietudes ciudadanas más allá de analizar la actualidad del día día y saber cuáles son esas inquietudes.

¿Cuál ha sido el momento más tenso en una entrevista en este último año, o lo largo de su carrera?

Yo no llamaría a ninguna tensa. Yo creo que las preguntas, cuando la situación política, económica están tensas, cuando la corrupción acecha, cuando los problemas son mayores que las situaciones de bienestar, las preguntas son generalmente incómodas y pueden resultar complicadas o no gratas. Al fin y al cabo, el entrevistado, tenga el cargo que tenga, vive en una sociedad en la que no es ajeno a las inquietudes de los ciudadanos, o de las personas que le rodean. Es más, los políticos saben que ahora mismo son el estamento social peor valorado. Saben que tienen que hacer determinados trabajos para cambiar esta opinión.

¿Y usted haría una entrevista en la que el entrevistado le has dicho de antemano no me hables de esto, no me saques este tema, de aquí háblame lo que quieras…?

No, no lo hacen. Antes sí, ahora ya no.

Ya, pero le estoy hablando de un supuesto. ¿Usted accedería a eso?

Bueno, no. Evidentemente no. Por eso mismo, por lo que te dicho antes, porque lo considero un fraude a los espectador. Como te he comentado antes, yo me rijo, en primer lugar a la audiencia como responsable de los informativos y a unos accionistas, como gestora de los informativos de Antena 3. Por eso, creo que un espectador no se merece que le manipulen la información, ni que le escondan cosas. Tanto por ética, como por profesionalidad. Por eso, el hecho de que el entrevistado no sepa las preguntas, o que no estén pactadas, en la televisión, más que en la radio o en cualquier otro medio, se valoran mucho esos gestos, esa cara de impresión, esos movimientos de nerviosismo o todos los gestos por intentar salir de esa pregunta. Pero no, no lo plantean. Ellos tienen otro interés, o vienen con una idea de que ante una pregunta trampa pues, se escapan como pueden e intentan llevarlo a su territorio…

Vamos, que no les falta experiencia en salirse con la suya ni de irse por las ramas…

Sí, sí. Eso es. Digamos que su táctica es, que ante una pregunta que no le gusta, tratan de escaparse y de llevarla hacia su idea o hacia su “territorio”.

Y una última pregunta, ¿qué caracteriza a los informativos de Antena 3 frente a otros informativos?

A ver, en principio no me corresponde juzgar a otros informativos. Admiro todo su esfuerzo, toda su dedicación, toda su profesionalidad… Y sí reconozco en los informativos de Antena 3, en cuanto a los contenidos, rigor, buen hacer, profesionalidad, equilibrio, imparcialidad y sobre todo, que prima por encima de todo la información, todo lo que es noticia más allá de la anécdota y de la información en corto plazo, que también te da audiencia a corto. Esto a nosotros realmente no nos interesa. Y luego, yo destacaría la puesta en escena. Innovadora, moderna y en su momento arriesgada, porque hemos sido los primeros en introducir una escenografía novedosa en España, como es la forma de comunicar junto a una gran pantalla con el presentador apoyando nuestras tecnologías y herramientas, puesto en pie, abandonando la imagen del busto parlante que durante 50 o 60 años ha primado en España. Ahí hemos innovado completamente. Y yo creo que este ha sido un buen camino. Nosotros apostamos pensando en el futuro, sin saber realmente que era el futuro. Al principio, como todo, era arriesgarse. Pero arriesgamos, y el tiempo, ahora tres años después, creo que nos ha dado la razón, porque vemos con alegría y entusiasmo que el resto de las televisiones se han sumado a esta manera de hacer las cosas y que no solamente el futuro iba por ahí, sino que se nos ha reconocido que es dinámico, que es moderno y que gusta, porque los demás han empezado hacer lo que nosotros hicimos hace un tiempo.

Anuncios

3 comentarios en ““Sí creo en la objetividad como propósito, en la imparcialidad como trabajo” – Gloria Lomana en Minuto a Minuto.

  1. Esta mujer y la cadena donde trabaja tienen la imparcialidad en… pues no sé, en un lugar donde des luego yo no la veo. Trata con tanta objetividad todo lo relacionado con el PP que luego llega a casa y comparte cama con un exministro de Aznar. Imparcialidad a tope.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s