“A cup of café con leche”

Para todo es necesario el inglés. Me parece bien. Es más, me parece que así debería haber sido siempre. Lo que no me parece del todo lógico es que, para acceder a un simple trabajo, te pidan un nivel de inglés que parece que vas a dar clase en una universidad (que por un lado es lógico), y por otro lado, que para acceder a un cargo público, concretamente a un cargo político, puedas acceder sin saber ni como se pide un simple café con leche.

0 A propósito del café con leche, así por comentar, recientemente la alcaldesa de Madrid, Ana Botella,    habló en público sobre los Juegos Olímpicos. En castellano todo muy bien, excepto cuando respondía a  cosas que no se le preguntaba, o cuando mezclaba datos. Por ejemplo, al principio dijo que Madrid tenía  el 90% de las infraestructuras, y después expuso que tenía el 80%. Creo que debería tener esas cosas  más que claras y no equivocarse, y más cuando se estaba exponiendo razones para desarrollar los    Juegos Olímpicos. Bueno, lo podemos dejar en un fallo. Todo el mundo los tenemos, pero lo que si que no es un fallo, sino una falta grave, es su ingles. Ahí estuvo el problema. No se puede ser así. Si estás en ese cargo, tienes que saber inglés, será muy buena en lo que sea, pero si para otras cosas menos importantes te ponen de requisito saber un cierto nivel de inglés, para ser político y hablar en los medios públicos ¿Por qué no? No queda otra que asumir en que situación estamos y quienes nos gobiernan. Aunque bueno, he puesto de ejemplo a Ana Botella, pero los políticos no es que estén para tirar cohetes en el ámbito de los lenguajes. Podría hasta afirmar que los políticos con idiomas, son una rara abis.

Luego también hay opiniones. Hay quienes piensan -como yo- que los políticos deberían saber idiomas, o los hay que piensan que no, como por ejemplo el profesor de Derecho Constitucional de la UNED , Lucrecio Rebollo,que opina que hacer del idioma un “requisito imprescindible” para los políticos de primer nivel “es un error” porque los actos normalmente son “finalizados, no formalizados”, por un presidente de Gobierno o de comunidad autónoma.

También es verdad, que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, habla en las reuniones internacionales y está con todo el mundo, y nunca sale de su francés… pero creo que hay que diferenciar, aunque solo sea un poco, la fuerza del inglés y del francés.

Aquí os dejo el video de Ana Botella, por si aún no lo habéis podido ver.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s